Las posturas en el yoga y en el embarazo. Paralelismo

Como pueden enseñarte las posturas de yoga “asanas” a vivir tu embarazo con plenitud:

1) Ejecútalas las posturas con firmeza pero sin llegar a forzar, de ese modo alcanzarás flexibilidad.
Mantén una actitud firme y decidida, sin miedo a vivir tu embazado y tu parto, a experimentar estos momentos tan importantes en tu vida.
2) Debes respetar siempre una “comodidad activa” no una “comodidad pasiva”. Esfuérzate por mantener una actitud de alegría y contento.
No pases de todo. Lleva la iniciativa de tu embarazo y de tu parto. No te obsesiones queriendo controlar todo. Aprende a valorar y a disfrutar de lo que te ocurre y de la vida en general
3) No pretendas ir más allá de tus límites corporales, “emperrándote” en conseguir la “postura perfecta”
No te empeñes en tener un embarazo y un parto perfectos. Haz lo justo y lo necesario para tenerlos lo mejor posible. “los pies en la tierra”
4) Al final de la postura mantén el cuerpo en inmovilidad, dinamizado únicamente con la respiración. Con ello incidimos en el funcionamiento de los órganos internos.
Instálate en lo interno. Dedica todos los días un rato a establecer contacto con tu bebé. Háblale, acaríciale, cuéntale un cuento, ponle música. Siéntete dichosa “la cabeza en el cielo”
5) No compitas nunca ni contigo ni con los demás. Hazte amigo de tu cuerpo, las asanas son su regalo favorito.
Haz el favor de valorarte, eres grande, tu cuerpo está preparado para vivir el embarazo y el parto. Colabora con tu cuerpo, estíralo y cuídate. No necesitas demostrar nada.
6) No efectúes las posturas sin vivenciarlas aunque estéticamente sean una “monada”
Mantente despierta. Discrimina entre lo ilusorio y la realidad. No te dejes llevar por lo que dicen. Mantente en contacto contigo misma, respira, medita, no te duermas…
7) Evita ropas ajustadas que ejercen presiones sobre el cuerpo y entorpecen la circulación. Quítate el reloj y los metales.
Se clara y natural con respecto a tu embarazo y parto. Evita que los demás te presiones y te digan como debes comportarte. Siéntete libre en tus decisiones. Se tu misma. Aprende a escuchar y también a decir que no.
8) Al final de la postura abandónate totalmente. Las asanas obran por sí mismas. Mas que Hacer tienes que “dejarte hacer”
Despreocúpate del resultado final. No corre de tu cuenta. Confía en la vida.
9) No pretendas grandes logros en cortos espacios de tiempo.
No tengas prisa, en que pase el embarazo, o que llegue el parto. Todo tiene un ritmo. 


					
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s